Descubre a las fascinantes criaturas que habitaron el mundo mucho antes que nosotros.
¡Adéntrate en el Pasado!



domingo, 26 de febrero de 2017

Ammonites




Nombre: Ammonites
Época: Devónico Medio. Hace 400 millones de años. Hasta el Cretácico Superior. Hace 65 millones de años
Tamaño: Diversos
Localización: Todo el mundo.

Los Ammonites eran unos moluscos cefalópodos parientes de los pulpos y calamares.
Aparecieron en el Devónico Medio, hace unos 400 millones de años y se difundieron por todo el mundo rápidamente.
Sobrevivieron durante muchos millones de años, pudiendo resistir a la mayor extinción de todos los tiempos, la extinción del Pérmico-Triásico. Aun así, se extinguieron hace 65 millones de años con la extinción del final del Cretácico, la misma que extinguió a los dinosaurios.
Los Ammonites se caracterizaban por tener una concha dura, generalmente enrollada en una espiral plana. Esta podía estar ornamentada con costillas, protuberancias o espinas o simplemente ser lisas. Era bastante resistente y la usaban para defenderse de los peligrosos depredadores con los que tuvieron que convivir.
Gracias a su difusión por todo el mundo y a la “fácil” fosilización de la concha dura, los fósiles de Ammonites son usados como fósiles guías, es decir, al encontrar un espécimen fosilizado e identificar al animal, se puede datar  el período de las rocas donde fue hallado. Esta es una técnica que ha sido muy útil para los paleontólogos.


La concha no solo era usada por el animal como protección. También la usaba para controlar su flotabilidad. La concha estaba dividida en varias cámaras: la primera cámara era la más grande, llamada cámara habitación, donde se localizaban las partes blandas del animal. El resto de cámaras estaban llenas de gas. El Ammonite,  gracias a su sifón, podía regular la cantidad de gas de las cámaras y controlar su flotabilidad. Esta función era muy útil para regular su posición, pero impedía que el animal viviera en aguas profundas, ya que el cambió de presión provocaría la explosión del sifón.
La parte blanda del Ammonite, su cuerpo, se desconoce, ya que esta parte no se fosiliza. Se supone que era como el calamar o el pulpo, un cefalópodo depredador que usaba sus tentáculos para atrapar peces y crustáceos y dirigirlos hacia su pico para devorarlos.
Hoy en día tenemos un animal muy similar: el nautilus.

Nautilus
El tamaño de los Ammonites es muy variado. Se han encontrado desde especímenes que tienen unos pocos milímetros de diámetro hasta enormes ejemplares con más de 2 metros de diámetro.
Los ejemplares más grandes pertenecen a un género llamado Parapuzosia. Estos Ammonites pudieron ser gigantescos: las sobreestimaciones nos indican animales de más de 3 metros de diámetro y más de 1 tonelada de peso. Estos gigantes vivieron en el Cretácico Tardío en los mares europeos y americanos.


En la imagen podemos ver a dos especies de Parapuzosia: P. Bradyi la primera a la izquierda. Y la sobreestimación y la menor estimación de tamaño del P. Seppenradensis.




No hay comentarios:

Publicar un comentario